Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo
Librería Raimundo

          Lee, lee aunque creas no necesitarlo. La lectura es un buen hábito, y como todos los buenos hábitos cuanto más lo ejercitas más fácil es. Cuanto más fácil es, más te aporta. Se vuelve divertido, te hace meditar. Te regala palabras que son pensamientos y por tanto pensamientos que construyen emociones. Te abre los ojos ante la experiencia. Si lo que lees te hace sentir mal o anima tu rencor, o tu odio, o simplemente te aburre, lee otra cosa, pero lee ¿Cómo saber lo que la lectura aporta si no se lee? Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Ponle mil palabras a una imagen, y no la olvidarás jamás.  

            

                                         Akhennion. 

Pincha aquí para ir a a biblioteca formarse
Pincha aquí para ir a a biblioteca formarse

Piense y hágase rico. Napoleon Hill.

Pincha para bajar.
Pincha para bajar.

 Napoleon Hill dedicó una vida a desarrollar la filosofía del éxito más clara y franca que se haya escrito jamás, salvando claro está que no hubiese alguna otra similar que ardiera en Alejandría. Y lo hizo partiendo de un reto y entrevistando a las personas más exitosas de su época en los Estados Unidos, entre las que se hallaban Ford y Edison. Esta obra contiene un mensaje entre líneas y en cada capítulo, que Hill se niega a escribir directamente, convencido de que así perdería su poder. Si buscas el éxito en cualquier aspecto de tu vida, esta obra te señala el camino ¿Estás dispuesto a seguirlo cueste lo que cueste?

   A mi juicio necesita una actualización al nuevo siglo en matices y apéndices, pero en lo que respecta al meollo sigue impolutamente poderoso. También a mi juicio, si te conformas con una única lectura, eres la reencarnación de Albert Einstein, o no estás dispuesto a pagar el precio del éxito.

                               Akhennion

      

    

Pincha para bajar.
Pincha para bajar.

   La misma obra con texto original en inglés.  

Deja aquí tu valoración sobre la obra.

Comentarios: 0

La actitud mental positiva. W. Clement Stone. Napoleon Hill.

Pincha para bajar.
Pincha para bajar.

      Tuve una profesora de Historia en los 80 que solía relatar la siguiente batallita:

    En sus tiempos de estudiante en Inglaterra disponía de cama y pagaba su manutención cuidando a los niños de una casa londinense que se hallaba al final de la pendiente de una calle de la ciudad. Una mañana, se encontraba despertando a los niños cuando oyó un estruendo que hizo temblar la casa cual explosión de obús. Se armó de valor y bajó al piso inferior por las escaleras que daban justo al salón. Al hacerlo y sin dar crédito a sus ojos observó una escena que la convirtió en el acto en la pared de una campana acabada de martillar. Había un autobús de esos rojos de dos pisos, que los que no hemos viajado a Londres conocemos por las películas, con toda la parte delantera incrustada en el salón, y con el morro detenido a los pies de un sillón, donde el patriarca de la casa se hallaba aun sentado y con el "The Times" abierto. Siempre creí que lo de la imagen del inglés al que acababan de destrozar la casa con la vista puesta aun en su matutina lectura, era una exageración de la narradora para dejar patente la calidad de la horchata que debía correr por las venas del individuo en cuestión. Nos contaba a sus alumnos entonces, que aunque ella no podía moverse, que no podía balbucear siquiera, que los pasajeros estaban chillando como posesos, y el conductor tenía las manos en la cabeza deseando seguramente que aquello fuera una pesadilla y encontrarse aun durmiendo en casa, el amo cerró el periódico, se levantó y lo dejó sobre el sillón, y se dirigió a ella. Recordaba que incluso el tono de su voz conservaba una serenidad que le pareció imposible de concebir. – Marina, por favor, ten la bondad de ir a la cocina y prepara té para los invitados.- le dijo.

  ¿Té para los invitados? Para un puñado de adolescentes latinos, aquella actitud ante un hecho así también nos parecía cuanto poco una locura. Pero entonces la profesora nos razonó, que el dueño ya había visto que no había heridos, que los daños eran sólo materiales y los pagaría el seguro. Y si el mal ya estaba hecho ¿Qué podía ofrecerle gritar, patalear o cualquier otra perdida de nervios? ¿Acaso esa actitud iba a echar el tiempo hacia atrás? ¿Le iba a ahorrar todos los fastidios que de seguro se le venían encima? ¿Puede acaso una actitud negativa ofrecer algo constructivo?     Akhennion.

Deja aquí tu valoración sobre la obra.

Comentarios: 0

El vendedor más grande del mundo. Og Mandino.

Pincha para bajar.
Pincha para bajar.

Nadie estaría exento de vender aunque todas las cosas de esta vida se pagaran con dinero. “El vendedor más grande del mundo” es una obra que no te puedes perder por motivos que sólo su lectura descubre. Si fueses mi amigo mi recomendación sería que no lo leas como cristiano ante La Biblia, o musulmán ante El Corán. Bueno, de hecho te recomendaría esto con cualquier libro. Utiliza citas de Einstein como: “Nadie que no se haya equivocado intentó alguna vez algo nuevo”. O citas de origen difícil de localizar como “Esto también pasará”. Deja conceptos que chocan en lo más profundo, nada triviales de meditar. Su brevedad no malgasta palabras.  

             Akhennion. 

Deja aquí tu valoración sobre la obra.

Comentarios: 0

La ley de la atracción. Esther y Jerry Hicks.

Pincha para bajar.
Pincha para bajar.

      Sí, ya sé que no crees en meigas. Y no seré yo quien te diga que haberlas hailas. Pero sólo hay que leer un poquito sobre física cuántica, para observar que los científicos que se empeñan en pensar sólo con la parte izquierda de su cerebro son los que acaban con más paradojas en sus ecuaciones. Hace ya mucho tiempo que Einstein demostró que la gravedad curva el espacio-tiempo, como para cerrar nuestras mentes en ese camino que empezó sabiendo poco de casi todo y poco a poco acaba sabiendo mucho de casi nada. Cuanto más sabemos de lo muy pequeño, menos entiende nuestra confinada “lógica”, que constata ya en experimentos que las expectativas del observador afectan al resultado. Esta obra bebe directamente de corrientes mentalistas que vale la pena meditar. Que la mente entre o no en nuestro universo influyendo sobre él es algo que se me escapa por completo. Pero todos tenemos experiencias que contar sin explicación “razonable”, y quien no las tenga, estoy convencido de que simplemente su cerebro las inhibió, como si no hubiesen pasado frente a sus sentidos. De cualquier forma, no hay que entender un poder para utilizarlo.

                              Akhennion

              

Deja aquí tu valoración de la obra.

Comentarios: 0

El Secreto. Rhonda Byrne.

Pincha aquí para bajar.
Pincha aquí para bajar.

Seguramente si ya has leído “La ley de la atracción” de los Hicks, encontrarás que esta obra no te aporta nada nuevo. Yo la leí antes, y fue el motivo de que me interesara por el tema y acabara leyendo la obra ya señalada, que en mi opinión es mucho más contundente y transparente. En cualquier caso leer siempre bien ofrece a quien tiene los ojos abiertos y la mente serena.

                          Akhennion

Deja aquí tu valoración de la obra.

Comentarios: 0

La Buena Suerte. Claves de la prosperidad. Ferran Trías de Bes. Àlex Rovira.

Pincha para bajar.
Pincha para bajar.

     Buenos consejos para buenos propósitos. Una alabanza al "mover el culo" en la dirección que propicie la consecución de tus objetivos. A la acción desde la perseverancia y desde el dar un paso más, aunque tu poca fe te diga que ya has hecho todo lo que estaba en tus manos. Una perspectiva de la consecución del éxito, más del "con el mazo dando” que desde el  “a Dios rogando”. A los místicos se nos queda corta, y no precisamente por breve, que lo es. Buen libro, no dejéis de leerlo. Sólo un reproche, que es el mismo que nos daría un amigo al que animamos para continuar adelante, diciéndole para señalarle el camino, que tiene que matar a todos los demonios que se encuentre fuera, sin decirle cómo se forja la espada interior que tiene el poder de decapitarlos.  Y ese reproche en mediterráneo se llama “nos has jodido”.

                                Akhennion

Deja aquí tu valoración sobre la obra.

Comentarios: 0

Un sitio web con más de 10.000 publicaciones gratuitas en lengua castellana.

Pincha para visitar.
Pincha para visitar.